Actualitat

Les notícies dels moviments socials de Mallorca

Opinió

Diferents articles de reflexió i anàlisi

Convocatòries

Agenda d'activitats dels moviments socials

Especials

Reportatges, guies i documents de temàtica variada

Participa-hi!

Som un projecte contrainformatiu autogestionat. Participa-hi!

Pàgina principal » Publicació oberta

L’esquerra, les alternatives i la Universitat: Un tast de Sacristan

Publicat per dia 17 agost 2015 – 11:45Cap comentari | 229 views
Share to Google Plus

Aquesta notícia s’ha enviat mitjançant publicació oberta! Vos convidam a elaborar lliurement les vostres pròpies notícies. Basta que empleneu aquest formulari i no oblideu respectar la guia d’estil i revisar els principis, objectius i criteris de publicació del projecte contrainfo.cat.

Darrerament he tingut a les meves mans un llibre de Manuel Sacristan (1925-1985). Un intel·lectual de l’esquerra espanyola de primer ordre, que només havia escoltat d’anomenades. Sacristan, d’acord a l’enciclopèdia catalana, estudià dret i filosofia a Barcelona i lògica a Münster (1954-56). De nou a Barcelona, fou professor des del 1956 de lògica, història de la filosofia, filosofia de la ciència i metodologia a les facultats de filosofia i econòmiques. La seva activitat política el portà a la direcció del PSUC clandestí i tingué un paper destacat en el moviment universitari català, el pacifisme i l’ecologisme. El llibre en qüestió, que ha estat tot un descobriment per a jo –potser molts ja ho coneixíeu- es titula Pacifismo, Ecologismo, y Política Alternativa (PÚBLICO, 2009) i recull una sèrie d’escrits seus, de temàtica diversa, que m’han fet reflexionar en profunditat. A continuació reprodueixo en part tres d’ells.

Si bé l’autor escriu al postfranquisme i bona part de les seves reflexions han de ser constextualitzades, aquestes  són més vives que mai en un país en plena ebullició política, com el nostre. Al text “A propósito del V Congreso del PSUC” (on l’autor escriu sobre com les tesis eurocomunistes, defensades per l’aparell oficial, varen ser derrotades al V Congrés del PSUC l’any 1980) Sacristan reflexiona sobre el paper dels grups dirigents i els seus interessos a una organització política d’esquerra, i la incapacitat –o al manco, la dificultat- d’aquesta de mantenir-se al marge de les dinàmiques socials dominants. Aquesta visió de les carències de bona part de l’esquerra institucional alternativa es complementa amb dues reflexions més: “En muchas partes cuecen desencantos” i “La viga en el ojo propio”, on respectivament, l’autor xerra de les limitacions de l’esquerra institucional per transformar la societat d’arrel i el paper apologètic del sistema que té el món de la universitat i dels animadors socioculturals.

Bé, sigui com sigui, aquí els teniu:

“A PROPÓSITO DEL V CONGRESO DEL PSUC

Uno de los aspectos más interesantes del V Congreso del PSUC es que constituye una excepción a lo que comúnmente se piensa sobre las elites y sus bases. En este congreso, la base de una organización -y una organización más estricta que otras- ha conseguido derrotar al vértice de la pirámide (…)

La reacción contra la mayoría del V Congreso del PSUC suele tener carácter elitista, no sólo por parte de la derecha, sino también en la pluma (y aun más violentamente en la boca) de la minoría derrotada. Esta se expresa con una prepotencia despectiva que revela la consciencia de superioridad del especialista en la técnica y poder sobre el rebaño de comunes mortales llamados a obedecer a los que saben y pueden. No hay ninguna duda de que esa consciencia de superioridad está bien fundada si se acepta la jerarquía de valores de esta sociedad. Los pobres vencedores del V Congreso muestran su pesar, con la primariedad de sus conceptos y con su falta de intelectuales (en el aparato del partido y en la producción), que no pueden sostener una batalla de palabras con la pequeña burguesía intelectual de técnicos y políticos profesionales a la que han derrotado sorprendentemente y, sin duda, pírricamente (…)

(…) Las divisiones de clase dentro de las mismas organizaciones políticas no han desaparecido por el hecho de que la cultura dominante las ignore o las declare caducas. Pero esa no es la única evidencia recordada por el V Congreso del PSUC. Otra de bastante interés es la organicidad social de los grupos de intelectuales (…)La evolución del PSUC, cuyo resultado presente queda de manifiesto en el V Congreso, ha llevado a que el grupo de intelectuales (incluidos los políticos profesionales que lo representan en los parlamentos y otras instituciones) no sea orgánico en su base obrera, sino más bien en el dispositivo político de la clase dominante, y así en esta misma. (Ese no es un hecho sin precedentes: en la segunda internacional, ocurrió ya antes de la primera guerra mundial, causando en varias secciones nacionales choques entre las fracciones parlamentarias y otras instancias del partido.) De ahí que se exprese respecto de la base obrera con el mismo desprecio y la misma violencia que los intelectuales explícitamente orgánicos en la clase dominante, por ejemplo, los periodistas de la derecha social (…)Lo más probable es que la ley de las elites burocráticas vuelva a imponerse en poco tiempo: los obreros del cinturón-industrial estarán de sus ocho a diez horas en las fábricas y en los tajos, mientras los políticos profesionales, alimentados con sus cuotas o con las remuneraciones ganadas mediante sus votos, dedican veinte horas al día a recomponer la red mágica de la opresión cultural.  (…)”

El País, enero 1981

 

“EN MUCHAS PARTES CUECEN DESENCANTOS

(…) Queda dicho que el carácter material de las constricciones a las que así se someten las varias izquierdas, que con constricciones porqué se admite que la realidad dada no es revolucionable directamente sin provocar un colapso social, hace muy dudoso que sea hoy posible hacer otra política al sistema, gubernamental o parlamentaria, que la que practican los partidos de la izquierda occidentales. Para atenernos a España, es muy probable que Santiago Carrillo lleve razón cuando repite su tesis de que no hay alternativa de izquierda a la política que él dirige, siempre que por política se entienda una tarea parlamentaria e institucional conforme al sistema.

Pero de esa circunstancia se desprenden, por lo menos, dos consecuencias posibles en alternativa, y no sólo la de someterse a las compatibilidades de la realidad presente, practicando una política para la cual no hace falta que exista una izquierda organizada. También se pude inferir de la situación esta otra consecuencia: cambiar la concepción de la política (…)”

Mientras Tanto, nº 7 (1981)

 

“LA VIGA EN EL OJO PROPIO

(…) Los numerosos cursos, cursillos, congresos y congresillos, encuentros y conferencias del verano pasado verano (como los anteriores y seguramente de los que vendrán) son un ejemplo elocuente, entre divertido y patético, del derroche parasitario protagonizado, o al menos, compartido por gentes de paz y buena intención como nosotros. “los animadores socioculturales” que pululan por todos los entes autónomos o heterónomos se llevan en esto la palma (…)

img_resumen_60

(…) Hay que recordar, sin duda, que el parasitismo de los modestos animadores socioculturales no es el de más peso, ni siquiera en el ámbito de financiación del manirroto Ministerio de Cultura y de las administraciones autonómicas en busca de prestigio. Las juergas rituales de las mafias intelectuales en que consiste la mayoría de los congresos y otros circos parecidos son bastante más caras. Desde los padrinos del mundo académico hasta el maestrito a dos velas, todos o casi todos somos hoy beneficiarios de una inversión inútil que nos convierte en parásitos. A menudo en parásitos muy ridículos (…) Claro que no sólo el maestro que pesca en ruin barca, sino también la altiva investigación académica, participa activamente en la futilidad pagada (…).

El parasitismo fomentado por la “actividad sociocultural” es probablemente más ridículo que perverso. Pero perversión pequeña sigue siendo perversión. Y, además, se puede pensar que la promoción “sociocultural” tiene una perversidad propia: la de promover el conformismo contentando a los ciudadanos mediante una alegría tontorrona, maquilladora de la realidad (…) Divertir a los maestros con una falsa fabricación de vino, hacer de las fiestas populares una iniciativa de burócratas, distraer a los parados con sevillanas o sardanas, etc. etc., es organizar una educación para esclavos contentos que no saben que lo son”

Mientras Tanto, nº 20 (1984)

Joan Pau

Fes un comentari!

Fes un comentari o enllaça des del teu web. També pots subscriure´t a aquests comentaris via RSS.

Digues la teva

Gravatar activat. Gravatar.